Piden gobernadores de ocho entidades al Senado expedir la Ley de Seguridad Interior

11 de Diciembre de 2017




Ante integrantes de la Mesa Directiva del Senado, de la Junta de Coordinación Política (Jucopo) y de las comisiones dictaminadoras de la minuta que expide la Ley de Seguridad Interior, gobernadores de ocho entidades federativas pidieron a los legisladores avalar esta legislación que ayudaría a preservar la seguridad en el país.

La Senadora Ana Lilia Herrera Anzaldo, Presidenta de la Jucopo, sostuvo que la Seguridad Interior es una responsabilidad que compete a todo el Estado y “es nuestro deber trabajar sin descanso para preservar la gobernabilidad del Estado de Derecho y la tranquilidad de la sociedad”.

Indicó que las Fuerzas Armadas han sido piedra angular en la defensa de toda la sociedad y por ello se debe reconocer su trabajo y dotarles de certeza jurídica en la noble labor que realizan.

Informó que desde que recibieron la minuta de Cámara de Diputados han trabajado y escuchado a todas las voces, organizaciones, instituciones y hoy reciben a los gobernadores Jalisco, Colima, Guerrero, Tlaxcala, Querétaro, Durango, San Luis Potosí y al Jefe de Gobierno de la Ciudad de México.

A su vez, el Senador Ernesto Cordero Arroyo, Presidente de la Mesa Directiva, resaltó el ejercicio democrático que hace el Senado al escuchar a todos los actores antes de dictaminar esta ley.

Resaltó que esta reunión reviste la mayor relevancia porque los presentes son los actores centrales de la legislación, porque los gobiernos locales enfrentan amenazas a la seguridad interior en cada uno de sus estados.

La Senadora Cristina Díaz Salazar, Presidenta de la Comisión de Gobernación, recordó que la Ley de Seguridad Interior cuenta con 34 artículos divididos en seis capítulos y tiene, además, cuatro artículos transitorios; su objetivo, resaltó, es regular la función del Estado para preservar la Seguridad Interior, así como establecer las bases, procedimientos y modalidades de coordinación entre los Poderes de la Unión, las entidades federativas y los municipios, en la materia.

José Ignacio Peralta Sánchez, Gobernador de Colima, resaltó que esta ley ofrece certeza a la coordinación interinstitucional entre autoridades civiles y militares y prevé la intervención de los representantes de los organismos de protección, ya que establece una notificación previa a la comisión nacional y a la comisión bicameral de los derechos humanos.

Asimismo, José Rosas Aispuro, Gobernador de Durango, sostuvo que las entidades “necesitamos la presencia de las Fuerzas Armadas para garantizar la Seguridad Interior. No estamos pidiendo el apoyo para Seguridad Pública, lo estamos pidiendo para la Seguridad Interior que eso es lo que hoy en día tiene preocupada a la sociedad”.

Más adelante, Héctor Astudillo Flores, Gobernador de Guerrero, expresó que las difíciles circunstancias por las que atraviesa el país orientan a dar la mayor atención y responsabilidad al tema de Seguridad Interior. Aseguró que los cuatro mil policías de su entidad son insuficientes para las tareas de seguridad.

Aristóteles Sandoval Díaz, Gobernador de Jalisco, afirmó que es imprescindible una estrategia de todos los órdenes de gobierno donde la presencia de las Fuerzas Armadas esté delimitada para atender las amenazas a la Seguridad Interior. Pidió debatir la legalización de algunas sustancias porque lo que mata, dijo, es la violencia, no el consumo.

Por su parte, Francisco Domínguez Servién, Gobernador de Querétaro, solicitó al Senado votar a la brevedad la Ley de Seguridad Interior, pues se requiere dar certeza jurídica a las Fuerzas Armadas que han sido leales con entidades federativas.

En tanto, Juan Manuel Carreras López, Gobernador de San Luis Potosí, manifestó que su entidad está a favor de esta legislación porque representa un avance para el país en materia de fortalecimiento del Estado de Derecho. Recalcó que nadie se puede dar el lujo de no tener el mejor esquema para fortalecer la Seguridad Pública.

También, Marco Antonio Mena Rodríguez, Gobernador de Tlaxcala, se pronunció para que la Cámara Alta apruebe lo más pronto posible la Ley de Seguridad Interior pues ya ha habido suficiente deliberación sobre el tema.

Por otro lado, Miguel Ángel Mancera Espinosa, Jefe de Gobierno de la Ciudad de México y actual Presidente de la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago), advirtió diversos excesos en la Ley de Seguridad Interior, la cual contiene, aseguró, diversas disposiciones que rebasan lo que han solicitado las Fuerzas Armadas.

A nombre de José Antonio Gali Fayad, gobernador de Puebla, el Senador Javier Lozano Alarcón (PAN), recalcó que es impostergable aprobar esta ley para dar certeza jurídica al actuar de Fuerzas Armadas en materia de Seguridad Interior. Aseguró que la legislación no militariza al país, no viola derechos humanos, ni quita atribuciones a gobiernos locales.

Tras los posicionamientos de los gobernadores, el Senador Miguel Barbosa Huerta (PT) afirmó que esta legislación es una propuesta inconstitucional porque, entre otras cosas, sustituye el concepto de Seguridad Pública por el de Seguridad Interior.

El Senador Manuel Bartlett Díaz, Coordinador Parlamentario del PT, advirtió que esta ley es parte del Plan Mérida, un acuerdo de seguridad con Estados Unidos, y que su puesta en marcha mantendrá al Ejército en las calles para siempre.

Su compañera de Bancada, la Senadora Dolores Padierna Luna (PT) lamentó que, tras los años de discusión en la materia, no se hayan escuchado las diferentes voces en la construcción de esta legislación que es inconstitucional.

Del PAN, el Senador Ernesto Ruffo Appel apeló a buscar la efectiva coordinación de las fuerzas de seguridad pública de los tres órdenes de gobierno, pero sin caer en un marco excesivo ni en sólo decisiones centralizadas.

El Senador Roberto Gil Zuarth (PAN) indicó que es necesario asumir que quien ha quedado a deber en materia de seguridad es el Estado mexicano en su conjunto, no las Fuerzas Armadas, las cuales no deben hacer tareas de Seguridad Pública, pero sí tienen tareas de Seguridad Nacional, y la Seguridad Interior es una vertiente de la nacional.

Héctor David Flores Ávalos, Senador del PAN, señaló que la redacción de esta ley deja algunas dudas y eso motiva una creciente inconformidad por parte de la sociedad, de sectores identificados con los derechos humanos. Como ejemplo puso el artículo 8 que habla sobre manifestaciones, dijo que no hay necesidad de incluir la palabra “pacífica”.

@NoticiaCongreso


Relacionadas